El futbolista aseguró que nunca pensó en marcharse y que el objetivo era limar asperezas existentes con el presidente.