Aún queda un uruguayo en la Copa del Mundo: Andrés Cunha dirigirá Bélgica-Francia.