El árbitro argentino fue el mismo que dirigió el partido entre Uruguay y Francia en cuartos de final.