El equipo aurinegro derrotó a Fénix con dos goles contra uno y logró coronarse ganador del Torneo Apertura por quinta vez.