El exjugador y leyenda del fútbol, de 78 años, fue hospitalizado el miércoles de la semana pasada después de que participara en un evento con el goleador del París Saint-Germain Kylian Mbappé en la capital francesa.