Dos jugadores de Wanderers de Artigas fueron sanciones con tres años de inactividad por la trifulca ocurrida el pasado 30 de julio ante Central de San José.