El evento se desarrollará Japón y será la cuarta cita máxima en la que participará la celeste.