Cuando se vivía uno de los momentos más decisivos del choque ante Inglaterra, una alarma sonó y los obligó a salir. Su actitud es aplaudida por todos.