Algunos deportistas no cantaron el himno de pie y otros tampoco salieron a la cancha mientras sonaba la música.