Muchas superestrellas de la NBA están evitando el cercano Mundial de básquetbol en China, donde podrían reunir un formidable equipo.