Maxi Mazzaro viajó a Madrid para disfrutar de la final de la Copa Libertadores pero fue deportado.