El Real Madrid decidió la destitución de Solari, tras perder en una semana las opciones a conquistar los tres títulos por los que peleaba.