El crack de la roma se retiró del fútbol profesional pero no perdió la magia.