Hinchas y banderas de todas partes del mundo tiñen la capital de Rusia.