El equipo venezolano derrotó al equipo uruguayo y se instaló en los octavos de final de la Copa Sudamericana.