Griezmann, a través de su abogado, depositó este viernes 120 millones de euros como cantidad de su cláusula de rescisión para quedar desvinculado del Atlético de Madrid y fichar por el Barcelona.