No solo El David está vestido con los colores de la selección: también cebras y monumentos en todo el país.