Luego de años generando deudas, el histórico club deportivo quedará en manos de la Intendencia de Montevideo el 30 de abril.