Messi resaltó que es importante para el seleccionado "empezar el Mundial ganando" ante Islandia, un rival "muy ordenado, muy físico y muy complicado".