El excampeón olímpico debuto en la liga australiana y puso dos para la goleada por 4-0 de su equipo.