Ningún hincha del Xeneize se acercó al aeropuerto a recibir al equipo.