El tanto del uruguayo, a siete minutos para el final del encuentro, rompió el empate en Londres.