Messi fue expulsado del partido, pero eso no evitó que la selección argentina venciera a los chilenos con dos goles a uno.