El felino vive en el Museo de Hermitage de San Petesburgo y  ya sorprendió con sus aciertos  en la Copa de las Confederaciones.