Tiene 12 años y estará con el árbitro cuando tire la moneda antes del partido entre Rusia y Arabia Saudita.