Según L'Equipe, el uruguayo cada vez recibe menos pases de sus compañeros de ataque cuando juega.