Las sanciones "implícitas" para Cavani  y Pastore por su llegada tarde, caldearon el ambiente puertas para adentro del club parisino.